lunes, 10 de diciembre de 2012

7:52

Necesito de tu sexo el aliento
como la metáfora al tiempo
o la muerte a los tallos infinitos
de la heridas

Necesito resolver el enigma
de mi ombligo entregado

Necesito tu boca de calor
en el invierno que me golpea
el diafragma

Necesito el vértigo de tu nombre
cambiante
en este poema preciso

Necesito tu mirada 
mientras me entrego a la 
causa de amarte
con el miedo en el cuerpo
y la espada del cielo
atravesando mi espalda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada