miércoles, 8 de febrero de 2012

A million years ago.

Buceando
entre 
ceniza.

Hablando
sin 
fondo
ni eco.

Sólo el silencio.

Esclavo
del 
olvido.

Sin cadenas
visibles
pero con el
dolor tan dentro
de los ojos.

Te fuiste
sin 
menciones.

Con el silencio cosido
las manos.


Desde entonces
las fotos
gravitan
las horas
perdidas.

Satélites
desquiciados
de la noche.

Fragmentos
de un escudo
embrionario
que ya no
alimenta.

¿Y ahora qué , Demiurgo?

¿Qué hago
con esta piel
que me sobra?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada