miércoles, 13 de junio de 2012

On Fire.

La mampara
te escondía
de la mañana

El agua
se dejaba caer, fluía
acariciándote

Yo, como el sol
tuve la osadía
de adentrarme
desnudo también,
despierto al deseo
que me anclaba

Buscaba mi labio
tu sexo,
ansiaba mi boca
su tacto

El idioma de los caballos
nacía de mi cuello
en estampida,
recorriendo la espalda
de tu nombre

Volviendo a ti
desde dentro,
fundiendo los restos
de la noche
en esta fragua.

7 comentarios:

  1. Ufff... no hay extintor a mano... ¡Fantástico!

    ResponderEliminar
  2. Me alegra mucho que te guste, Magda.
    Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. Buscaba mi labio
    tu sexo,
    ansiaba mi boca
    su tacto.

    muy pasional!! me encanta!!

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  4. Me encanta!!!
    Besos poéticos Eusebio

    ResponderEliminar
  5. Me alegra que te guste, Luisa.
    Besote!!

    ResponderEliminar