domingo, 15 de julio de 2012

Sunshine State of Madness

Yo
último loco
de mi discurso
te nombro
como si Dios
existiera

Apostado
en la esquina 
del pecho 
que te evoca

Consciente
de la imperfección 
del círculo

Roto,
como las sombras
del fondo de
la caverna

Cortando
el espacio insondable
con mis palabras

Delirios que sueñan
tocarte
una última vez,
aunque ya
no vuelvas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada