sábado, 8 de septiembre de 2012

I

La vida es
un despliegue
de minutos,
un viaje a la derecha
de la muerte

La suma de adioses
y labios de fuego,
la ceniza del olvido

el horizonte de los ojos
del niño que habita
mis talones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada