jueves, 25 de abril de 2013

16:23

Soy el eco
que no vuelve,
la pérdida

El paisaje estático
de un sueño,
la cadena fracturada
de un segundo

El olvido desierto

- Y qué importa mi nombre,
desciendo
al limbo de tu indiferencia abisal

Maduro mis lágrimas
que se pierden
en el camino inverso
de la muerte

Soy el mismo que otro. -

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada