sábado, 13 de julio de 2013

108

Fue en otra vida, allí donde el viaje
se ensancha en el diámetro exacto

Poco importa la ciudad o el sol
en estos casos cualquier número primo
se convierte en múltiplo de Dios

Tengo el mismo poema sin demasiados cambios

No te quiero ya
solo escribo, uso la palabra, la deformo
que arraigue en el silencio y me desplace

Ya no me da miedo la casa del norte
ese jardín donde muere Demian
disociado y consecutivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada