jueves, 1 de agosto de 2013

11:50

Camino a través de la gente, en silencio
a cada lado se prolongan las paredes 
forradas de carteles publicitarios:
compañías de telefonía, multinacionales de comida rápida,
modelos anunciando perfumes, películas

Pienso en Madrid, Tokio, París, Buenos Aires, Miami 
y apenas noto diferencia,
como si estuviese atrapado en un bucle de ciudad

Amanece verano y mi mente puntea el vacío
evaluando cada porción de espejo sin respuesta

No quiero playa, ni ciencia del cielo
no quiero argumentos de fe, ni impostar una actitud
que no me sale por las venas

No quiero quemar las naves de 
mis hombros, ni lanzarme al vacío 

No quiero consejos, ni deudas, 
ni rifar la sonrisa rapándome los talones de la cordura

No quiero ser fuerte, ni tú
ni quiero volarme los huesos en ese afán
de estirar las pupilas, 
como si afinando los párpados fueras a aparecer
bella y exacta
como un silencio de mujer.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada