lunes, 17 de febrero de 2014

6:33

Ey, no te preocupes
que se me pasa,
soy como un perro
que cuando sale a la calle
se le olvidan los problemas

lo dice con el brillo en los ojos
de la verdad recién volcada

la calle es entonces
una sucesión de túneles de luz

lejos queda esa sensación
de angustia de vivir con la luna
dentro de la habitación

¿ os imagináis un cuarto creciente
de imágenes sucesivas?

ella vive así
se merece una canción

una canción
que tenga un bajo con presencia
que dibuje lo que sucede
en el mundo después de su sonrisa

una canción
con un estribillo que diga:
el cielo no existe
solo tus piernas,
la noche eres tú.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada