sábado, 29 de marzo de 2014

6:21

Triste el amor
que se alimenta de los puños en grito
triste la entrega

perdemos el valor de la defensa
aceptando el precio
con tal de desprendernos
de la metástasis blanca

exponemos la piel y la vida
en ese intento de dos,
aún a riesgo de mordaza

ganamos batallas
entre sábanas

nos creemos
capaces de someter
toda esa violencia

desequilibramos la poética
en un intento
de aferrarnos al cepo,
esclavos ya de un amor corrupto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada