miércoles, 7 de mayo de 2014

00:00

Fuiste
aunque el silencio
de la vida
nos espacie

tendemos a borrarnos
del mapa
como asesinos
de vino y rosas

en el avance
confundimos
el amor con los bordillos
el dolor con la miseria
las noches locas
con la desesperación
del universo discordante

no me pronuncias
no te pronuncio
somos el resto del latín
las lenguas muertas

y sin embargo
vives
en el espacio
de mi carne
todavía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada