viernes, 17 de octubre de 2014

9:09

Podría decir que su boca
es una boca de piñón
por haber escuchado la expresión
cien veces a lo largo de la vida

o que se atusa el flequillo
con una elegancia de pájaro
y que su cintura delimita el diámetro
de mi pensamiento diabólico

que cuando descruza las piernas
divide la ciudad en dos
y entonces, a mí me gustaría ser
ese maqui que valiente baja de la montaña
a enfrentarse a la muerte del NO

pero sobre todas las cosas
me gustaría dejar el poema
y pasar a la acción.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada