martes, 15 de enero de 2013

22:05

El silencio era 
una pausa de tus labios
un color, un quizás
una ventana 

La mirada de tu piel o
el deseo antes de
romperse
en dentelladas

El ensayo 
de un después, siempre contigo

La música del sexo
sin pronombres
el aliento
era el silencio de
entonces

nada que ver
con el cielo,
que es el único
silencio del ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada