domingo, 3 de marzo de 2013

6:44

Lamo la oscuridad de
tus pezones entornados
derribando las paredes
de la noche

Tu sexo amanece
como un grito

El camino es el contorno
de tus muslos,
la humedad del silencio
a trazos de rocío

Te socavo y
me atrapas,
poco importa lo demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada