miércoles, 13 de marzo de 2013

Poenitere

El sable que atraviesa
este minuto
despedaza la silueta
que tanto trabajo
te costó dibujar

La sangre pervierte las huellas
dejando un rastro de humo denso
que amordaza

Tiembla la barbilla a punto de
partirse,
descuadrando el discurso
de los nombres

El arrepentimiento
es la oración de las palabras
que no supieron despegarse
de tu piel y que todavía arrastras
por las calles de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada