jueves, 1 de septiembre de 2011

Año Uno.

Hoy me defiendo
de las murallas limpias,
de los adornos del silencio,
de la mujer que teje
y atrapa mis voces sin manos.

Hoy me adelanto
a los soles de la noche
y sin sueños distantes
me desato.

Que quiero rozarme
mas allá de cualquier límite.

Soy
el hombre que elige.

Y exijo audiencia
al mundo que me dibuja
cada palmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada