domingo, 28 de septiembre de 2014

9:42

Dice un brujo que viene a visitarme en los sueños, que esquive las fotos
"no son buenas para el diafragma" insiste 
cada vez que me lo cruzo en la plaza de las siete fuentes

Roza mi frente con tres dedos, apenas una caricia y desaparece 
justo en el momento en que la calle es un hervidero
de posibles colores

Me arriesgo entonces a caminar descalzo por el suelo empedrado, 
desoyendo el eco de mi voz anterior.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada