lunes, 2 de enero de 2012

Point of light.

La tarde se te acomodaba,
sutilmente
avanzaba desde el codo
hasta la línea de la espalda.


Prendía en ti.


Yo,
era una pupila
desgastada.


Pero podía
ver
el momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada