viernes, 13 de enero de 2012

Slave.

La noche.

Con su espacio entre
los ojos, 
su Reina
y sus luces.

La noche.

Con la fruta derramándose
en cada 
sueño.

Metáfora
de callejón, 
libro abierto.

Perfume del cuerpo
que desea, 
instante a las espaldas
de todos los amantes.


Sé, 
que mañana 
barreré tu rostro
con un sólo movimiento
de mis párpados.



Pero ahora...
soy tu esclavo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada