martes, 3 de enero de 2012

¿Se puede soñar dentro de un sueño?

Caminaba entre calles,
confuso.
El cielo era el espacio
sobrante
del estallido
de una metáfora rotunda.


Cada pupila,
una posibilidad
de  enloquecer.


Yo, 
era un hombre
en el límite
de dos mundos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada