lunes, 23 de abril de 2012

Postales.



A veces ocurre
que un instante
sublima
por encima
del resto.


Por eso
yo,
tan poco
acostumbrado a los
milagros,

me centré
sólo
en tu cuerpo.


Quedando
en un segundo plano
la playa
hecha a pinceladas
de algún Dios.


También la margarita
on the rocks
en tu mano,
el último cayo
de Florida
ocultándonos.


Las bicicletas
apoyadas
en los porches,
los gallos 
caminando
por la calle.



El sol
cayéndose
a trozos, 
la conversación
que sonaba 
de fondo.



Postales 
que
ahora que no estás
y todo importa menos,
recuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada