domingo, 8 de abril de 2012

Sandman.



Llegó la primavera a este acorde
pero yo sigo
en la misma posición.


Soy un conjunto de pies descalzos
haciendo eco
de tu nombre
a la orilla
de mis labios.


Me pierdo en el verano
de un recuerdo
que me arrastra
sin piedad.


Será que tu ombligo
se tragó
mi norte
y mi norte
no alcanza a equilibrarse.


Por eso ruedo
fugitivo
de mi mismo.


Extraño,
en cuerpo
de nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada