martes, 8 de mayo de 2012

2046




La luna sigue flotando
a las 00:00
cuando
apunta a Neptuno
y a través del tridente
propaga
rayos oblicuos.

Esos rayos
que siempre van 
a parar 
al mismo sitio:

una puerta roja,
un ascensor antiguo,

una recepción
con campanilla
y mapas
de Madrid,

un pasillo
forrado de ventanas
por las que Quijote y Sancho
salen al encuentro
de los gigantes
del paseo de Recoletos,


una habitación
que se mantiene
erguida
sobre la
silueta
que dejaste
entre las sábanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada