martes, 15 de mayo de 2012

7946-0893


Lo sientes,
¿verdad?

como fuente
inagotable, 
que te brota
cambiando el 
perfil de las horas.

Tiene el color de la 
música
y el nombre 
que le das en cada pulso.

Vuela,
y te vuela
las pupilas, 
haciéndote creer.

No existe encuadre
que lo adopte,
ni estructura
que lo suponga,

simplemente  es.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada