viernes, 5 de agosto de 2011

Turn The Page.


Un puño de espinas o posavasos.
Un duelo de noches sin premio.
Una mirada sin vida.

No se permite caer.

Algún día la suerte vendrá por la senda,
sin ser llamada, sin ser pe(r)dida.

Hasta entonces, cada cuerpo de su cuerpo
será una parcela del purgatorio
donde habiten las almas caídas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada