viernes, 23 de noviembre de 2012

06:50

Hay dos pavos indultados
uno por el presidente de los EEUU
otro por mí
que no quise probar bocado

No,
no quise imaginarme las copas de vino,
ni las manos por debajo de la mesa,
ni tu boca roja,
ni tu sonrisa cómplice,
ni tu cuello derramándose
en perfiles de tu cuerpo

No, no quise
pero resulta que hoy es ayer
y todo lo que evité negando las imágenes, vuelve
vuelve golpeando los talones
de este viernes blanco hasta los huesos,
de este viernes que vive por oficio,
sin norte, ni cielo,
sin hambre de viernes
ni deseo,
solo esta sensación de
que amanece otra vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada