lunes, 12 de noviembre de 2012

19:43

Hay tardes de una sola canción
el cenicero lleno y
la mirada perdida

Medio poema como base 
de la última cerveza,
la ventana abierta 
y el invierno cortando las esquinas
de la habitación
donde todavía te escribo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada