miércoles, 21 de noviembre de 2012

22:11

Me duele alma y el estómago
me duele la boca que me falta, me dueles
me falta tu cuchillo en el pecho, lo prefiero

a esta niebla que me mata peor, 
como una bomba mansa que avanza inexorable
a través de los espejos

Dime dónde estás y me clavo
dime dónde y me arrojo 
sin miedo a caer,
sin miedo a reventarme las muñecas
si es preciso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada