sábado, 9 de octubre de 2010

Mi locura.

La cordura es un curso de mecanografía.
Un desfile programado.
Un postgrado en pretextos.
Una canción ya entonada.
Una distancia de todo.
Una variable de nada.
Un te quiero de misionero.
Un disparo sin nieve.
Un licenciado en ciernes.
Una metáfora enlatada.

Lo digo asomado.
A mi piano de palabras.
Después de regresar de tu cintura.
Y sabiendo que no hay otro estado.
Que esta locura.
Que me contiene.
Que se explica y me mantiene.
Abotonado a la premisa.
De tu boca.

2 comentarios:

  1. Què bello y sutil, Eusebio. Me ha encantado!!
    Felicitaciones y feliz domingo
    Graciela

    ResponderEliminar
  2. Un besote!!
    Me alegra que te haya gustado :)

    ResponderEliminar