sábado, 31 de diciembre de 2011

Icaro 2012.

Vuelan los números
como luces,
se van resumiendo,
después de la última función
de medianoche.

Cierro los ojos,
y cambio
mi centro.

Soy
un nombre
que suena
al lado del sol.

Allí
me asocio
todavía.

Viajando a la velocidad
de todas tus imágenes.
Huyendo de este año que quiere
cerrarse.



Yo solo quiero
nombrarte, 
volar
y volver
a incendiarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada