miércoles, 28 de diciembre de 2011

A man who desires.

Tengo un río
de palabras.

Un breve espacio en la memoria,
un esternón que se extiende
y un dedal.

Un despacho de pronombres,
una lluvia de vestidos,
una historia que contar.

Prendo,
grito
y sangro,
viviendo al día
de mi cuerpo.


Soy, 
el hombre que desea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada